¿Cómo es vivir en New Jersey siendo argentina? Conocé la historia de Virginia

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram

Virginia es argentina y dejó su ciudad natal para vivir en New Jersey, Estados Unidos, hace ya más de cuatro años.

En esta entrevista, Virginia nos cuenta cómo fue partir en 2016 y cómo es su día a día hoy. 

¡Sigue leyendo para conocer de primera mano cómo es vivir en New Jersey!

¿Cómo llegaste a vivir en New Jersey, Estados Unidos?

La primera vez que volé desde Argentina hasta Estados Unidos para vivir en New Jersey tenía 22 años y estaba haciendo el magisterio. 

Yo me quería ir. Un domingo me senté y busqué en Google “me quiero ir de Argentina”. Entre todas las cosas de publicidad que saltaban, apareció una para irse como Au Pair. El anuncio lo encontré en el 2015. 

Mi primera impresión fue “qué raro”. Busqué lo que era, vi que ibas con una familia, que para ser Au Pair en Estados Unidos tenías que irte si o si con una empresa porque funcionan con sponsor para tu visa. También, vi que dependiendo del área a la que emigrara iban a ser distintas las posibilidades de estudiar. 

Para ser Au Pair tenés que tener ciertos requisitos. Te piden tener licencia de conducir, aprobar un examen de inglés y tener alguna experiencia trabajando con chicos. La licencia internacional te la hacen en el ACA el mismo día que la solicitás. Una vez que cumplís los requisitos y aprobás todo, suben tu perfil para que las familias que buscan Au Pair te puedan seleccionar.

¿Cómo es vivir en New Jersey siendo argentina? Conocé la historia de Virginia
Vivir en New Jersey siendo argentina: la historia de Virginia

¿Cómo es vivir en New Jersey en una casa de familia?

Los primeros 10 meses estuve con una familia que me encantaba. Nos queríamos mucho, mi host mom se embarazó y yo fui una de las primeras a las que le contaron. 

Todos sabemos que las hormonas cambian cuando una persona se embaraza, pero por lo que pude ver y lo que me contaron, las mujeres estadounidenses son especialmente particulares. Se fue a otro nivel, a los dos meses todo se volvía una discusión. Se peleaba con el marido y se la agarraba conmigo.

Decidí buscar otra familia, así que entré en rematch, el proceso que se hace una vez que estás en el país pero buscás una familia nueva. En el rematch, me podía tocar vivir en New Jersey de vuelta, pero también me podía elegir una familia de cualquier otro estado. 

Una de mis mejores amigas estaba con otra familia, un día estaba en la casa y les conté de la situación. La host mom me dijo “No, Virginia. Vos te quedás acá en New Jersey, ya te conocemos, los nenes ya te conocen”. A las dos semanas me mudé con ellos.

¿Cómo siguió la historia después del rematch?

La visa de Au Pair es por un año y después podés extenderla por hasta 12 meses más estando allá. Hice la extensión y me quedé con la misma familia, que hoy en día es prácticamente como mi familia.

En ese segundo año de visa renovada, no podemos viajar fuera del país más que Canadá, México o islas cercanas. Surgió la idea de quedarme más tiempo, de vivir en New Jersey y en Estados Unidos de forma definitiva. 

La familia me dijo que me hacían de sponsor para conseguir una Visa de Estudiante. El único problema es que para hacer ese trámite tenés que estar si o si en tu país de origen.

Me preparé para hacerlo, rendí el TOEFL y volví a Argentina a mediados de agosto del 2018, una vez que había terminado mi visa de Au Pair. Mi plan era quedarme solo dos semanas. 

En esos 15 días iba a hacer la Visa de Estudiante. Me postulé al visado y me lo negaron, ¡yo ya tenía todo planeado! Volví a Bahía Blanca, mi ciudad de origen, y lo que iban a ser dos semanas terminaron siendo casi 11 meses. 

En marzo del 2019, viajé a Buenos Aires a visitar a una amiga. Ella me preguntó por qué no me postulaba para un visado de turista. Me postulé y me la aprobaron. Le conté a mi host family y me dijeron: “Bueno, tenés que venir”. El mismo mes, conseguí un trabajo en Bahía. Pensé, “Trabajo unos meses y después sí voy”. En el camino me echaron del trabajo, tuve muchos problemas familiares y más cosas. La familia me decía que vuelva.

Compramos los pasajes y en junio del 2019 volví a vivir en New Jersey. Ahí, empezamos a hacer averiguaciones para estudiar en otro college. 

La visa de estudiante si o si la tenía que pedir desde Argentina. Lo que se puede hacer desde Estados Unidos es pedir el cambio de estatus. La limitación de tener un cambio de estatus es que no se puede salir del país, si dejás territorio estadounidense perdés ese cambio.

¿Qué es lo que más te sorprendió de vivir en New Jersey?

Algo que al día de hoy me cuesta y me sigue chocando es que se tiran eructos y gases como si nada, no importa si te conozco y tenemos confianza o si recién nos presentaron.

También me sorprendió cómo se tira la comida. Si hay una sobra, va directo a la basura.

La idea o mito de que son muy fríos es verdad. Uno llega como típico argentino y empieza a salir con abrazos. Acá nada, llegás a un lugar y solo un “hola” con la manito, y listo. Son muy reservados. Según mi familia, al vivir en New Jersey me acoplé a esa frialdad, me volví “media fría”… y eso me acompleja un poco.

Es más, amigos estadounidenses no tengo. En New Jersey son muy cerrados, cuesta muchísimo entablar vínculos. Ellos son su grupito de toda la vida y si no sos estadounidense… chau. Si sos asiatico puede ser, si sos alemán o francés ponele que también. 

Mi grupo de amigos de acá son argentinos, y cuando fui Au Pair me hice muy amiga de una alemana. En Chicago conocí a dos chicas de allá, re buena onda. Nos agregamos a Facebook y cada tanto hablamos. Cuando volví, me dijeron “Ey, ¡volviste!”. Por eso aclaro que no es algo de todo el país, es en New Jersey.

Todo lo organizan con tiempo. No existe eso de “¿qué estás haciendo?, te caigo”. Te dicen “tal día y a tal hora voy a estar acá”. A veces extraño esa espontaneidad, 

Para bien, me sorprendió mucho la naturaleza. Nunca me imaginé que iba a tener tanto verde, y ni siquiera es en New Jersey. En cualquier estado hay verde por todos lados y me enamora. Ahí hay dos cosas que me sorprendieron de vivir en New Jersey, porque no me imaginaba que hubiera tanto verde, ¡ni que a mi me iba a gustar tanto!.

Me encanta que todo sea accesible. El salario de Au Pair es bajísimo, e igual con eso me compraba ropa todas las semanas, salía a comer, viajar, me compré computadora, celular. 

¡Hasta me compré un auto! Por mi visa, si quería manejar tenía que sí o sí sacar la licencia estatal a los tres meses de vivir en New Jersey. Como la primera familia no necesitaba que maneje no la saqué, con la segunda la saqué y la aprobé sin problema. 

¿Pudiste conocer otros lugares en tu viaje? 

¡Sí! Con la familia fuimos de vacaciones a Aruba. Es un lugar precioso, súper tranquilo y muy lindo.

Mi ciudad favorita de Estados Unidos es Chicago. Me encantó la estructura, la arquitectura, cómo está distribuido. Es muy opuesto a vivir en New Jersey, que es más suburbana. New Jersey es más “pueblo”, tenés esa tranquilidad de suburbio y de pueblito pero también tenés cerca el caos: New York. Chicago es todo junto. Tengo una relación amor-odio con New York. Cuando estoy ahí lo detesto, cuando no voy muy seguido lo extraño.

¿Cómo es hoy tu vida?

Todavía vivo con mi familia. Estudio Administración de empresas en Bergen Community College. Este semestre tengo dos clases totalmente online, además una que es virtual los miércoles de noche y presencial los viernes a la mañana.

Me gusta hacer hikes los sábados a la mañana. En New Jersey hay varios lugares distintos para hacer y eso me gusta. También me gusta mucho leer, pero tuve algo como una crisis de lectura. Compré por Amazon cuatro libros, y así como los compre los dejé sin leer.

Me encanta cocinar. Le hice probar a la familia polenta rellena, pastel de papa, canelones, empanadas. El nene más chico dice que las de jamón y queso son sus favoritas. Él es de esos nenes que no comen nada de nada, ¡y cuando hago empanadas se come cuatro! En “argentino” quizás no es mucho, pero para él es un montón. 

Me gusta experimentar sabores y sentir la casa con olor a comida. Cuando nieva nos ponemos con el nene más chiquito a hacer galletitas. Creo que una de las cosas que más extraño es la comida. Pero también es gracioso, porque cuando estoy en Argentina extraño lo de acá y así.

Esta navidad, nos mudamos con la familia a Clearwater Beach, en Florida. Termino de cursar y vivir en New Jersey a mediados de diciembre. Apenas termine, voy manejando hasta Florida y allá arrancó un semestre intensivo. En julio del año que viene me estaría recibiendo.

Autor

Barbie Castoldi

De Bahía Blanca, Argentina. Buscadora serial de similitudes y diferencias entre cultural. Interesada por descubrir destinos y degustar sus mejores postres veganos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Veterinaria

Estudia Veterinaria en Valencia

Sí permite trabajar
Periodista leyendo un papel y resaltando lo importante

Estudia Periodismo en Valencia

Sí permite trabajar
Química escribiendo en un anotador

Estudia Químico Farmacéutico en Valencia

Sí permite trabajar
fisioterapeuta

Estudia para Fisioterapeuta en Valencia

Sí permite trabajar