Vivir en Chipre: la experiencia de una familia argentina

vivir en Chipre
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram

Hoy les presentamos a Caterina, quien nos comparte cómo es vivir en Chipre para una familia de tres argentinos. 

¡Gracias Caterina por compartir tu historia! Recuerda que si quieres enviarnos tu historia de viajero, puedes entrar en contacto con Vivir Afuera para compartirla.

De vivir en Argentina a vivir en Chipre

vivir en chipre

En el año 2016, emigré con mi familia para vivir en Chipre. Residimos en Nicosia, la capital del país, hasta 2017. 

Tuvimos la posibilidad de irnos por cuestiones laborales de mi marido y no era la primera vez que emigrabamos. Diez años atrás, ya habíamos vivido un año completo en Río de Janeiro, Brasil. Siempre que tenemos la oportunidad de irnos a vivir, aunque sea por un tiempo, fuera de Argentina lo hacemos gustosos. Nos gustaría irnos de forma definitiva pero todavía no tuvimos esa posibilidad. 

El viaje desde Argentina hasta vivir en Chipre es muy largo. Al no haber vuelos directos, las escalas y combinaciones lo transforman en una travesía mucho más extensa. En ese momento, viajamos por Emiratos Árabes. Tuvimos una primera escala en Río de Janeiro, que duró dos horas, y luego un vuelo hasta Dubai. Allí hicimos nuestra segunda escala, de 7 horas. El tercero fue un vuelo a Lárnaca, una ciudad portuaria en la costa sur de Chipre. El último vuelo duró aproximadamente 3 horas y el viaje desde el aeropuerto hasta Nicosia duró alrededor de una hora más. 

La República de Chipre pertenece a la Unión Europea, por lo que con cualquier ciudadanía y pasaporte europeo puedes permanecer en el país sin inconvenientes, por el tiempo que quieras. Con el pasaporte europeo podés estar los primeros tres meses sin ningún problema. Si conseguís trabajo podés postularte para la residencia o para una visa de estudio. Para eso deberás ir a la parte de la isla en la que estés trabajando o estudiando. En Argentina, no hay una embajada chipriota y sacar la residencia no es nada sencillo. 

Chipre tampoco tiene convenio con el Ministerio de Educación argentino, por lo que para mi hijo teníamos dos opciones: el Servicio de Educación a Distancia (SEAD) del Ministerio de Educación (con la obligación de escolarizarlo y asistir al colegio en el país donde reside) o el Servicio de Educación a Distancia del Ejército Argentino (SEADEA).

En mi familia, optamos por que mi hijo asista a la escuela en Chipre. Además, recibíamos las tareas y exámenes para el colegio argentino. Cuando completabamos todos los exámenes, los debíamos enviar por correo para Argentina.

Los dos lados de vivir en Chipre

Una de las cosas más sorprendentes de la isla es que se divide en dos partes: una parte griega y una parte turca. Aunque ya no hay conflictos bélicos, entre ambas partes hay grandes tensiones y confrontaciones que se trasladan a casi todos los aspectos de vivir en Chipre. 

vivir en chipre playas

¿Qué diferencias hay entre el lado griego y el lado turco?

Una de las diferencias más notorias se ve en la economía. Del lado griego se manejan con el euro, mientras que en el lado turco la moneda oficial es la lira turca. 

La lengua también cambia de un lado al otro. Los chipriotas del lado griego tienen al griego como lengua oficial, mientras que los chipriotas del lado turco hablan en turco. 

Además, necesitas seguros de auto diferente para manejarte en cada parte. Los seguros se sacan de forma anual y cuestan alrededor de 100 euros cada uno.

En general, si alguien busca obtener una residencia permanente para vivir en Chipre lo hará desde la parte griega. 

¿Qué diferencias se ven en Nicosia?

Nicosia es la capital de la isla, pero el conflicto también llega hasta aquí. La ciudad está dividida a la mitad, con su parte griega y su parte turca. Si uno está recorriendo la ciudad, cuando llegue al centro va a poder ver una casilla de migraciones. Para pasar al otro lado de la ciudad, tienes que atravesar este control y mostrar tu pasaporte como si cruzara la frontera entre dos países limítrofes. 

La diferencia entre una parte y la otra es abismal. La parte griega es moderna, muy limpia y mucho más cara. Tiene todas las marcas multinacionales que estamos acostumbrados a ver en grandes ciudades. Starbucks, McDonalds, H&M, Zara, Forever 21 y todas las que se nos ocurran. Es una verdadera ciudad capital.

La parte turca es mucho más rústica y mucho más barata. Los habitantes turcos en Chipre se dedican, en general, a la agricultura. Por ello es que, a pesar de ser el centro de la parte turca de la isla, no es un gran centro comercial. Aun así, hay muchos productos de marroquinería y artesanales. También, en la parte turca hay grandes hoteles del tipo All-Inclusive y con hermosas playas para visitar. 

¿Cuánto cuesta vivir en Chipre?

Para vivir en Chipre cómodamente, una familia tipo necesita entre 3000 y 4000 EUR mensuales. Varía mucho si los niños asisten a los colegios públicos o privados. En el lado griego, los colegios estatales son griegos mientras que los colegios privados son ingleses que tienen una cuota mensual de entre 600 y 1000 euros. En el lado turco, no hay colegios privados.

La parte griega está habitada por familias y personas de buen poder adquisitivo. El boleto de colectivo sale EUR 1,60 y son muy limpios y eficientes. 

Alquilar un departamento en la Nicosia griega, amoblado y en un buen barrio cuesta alrededor de 750 euros. La salud de la isla es pública pero no es gratuita para el extranjero, por lo que es esencial viajar con Assist Card u otro seguro médico. También hay hospitales privados de muy buena calidad y con excelente atención que suelen estar cubiertos por el seguro. 

Los impuestos son bastante caros ya que, a diferencia de en Argentina, no tienen subsidios. La isla no tiene gas natural, por lo que para usar gas tiene que ser envasado. En consecuencia, se utiliza electricidad para generar calor y este es un servicio muy costoso. 

En general, todas las casas del lado griego tienen paneles solares y el agua caliente se obtiene de esa energía. Lo que sucede es que en el verano hace muchísimo calor y uno tiene el aire acondicionado en 28°C todo el día, por lo que se gasta mucha electricidad. En invierno, oscurece a las cuatro de la tarde. Con tan poca luz, no se logran calentar los paneles y producir suficiente agua caliente. 

¿Cómo es vivir en Chipre?

vivir en chipre

Es una sociedad muy organizada y la gente local es muy educada. Igualmente, es una sociedad bastante machista. Hay muchas familias de procedencia árabe, por lo que aunque la ciudad tenga un manejo más occidental, se pueden ver ciertas costumbres que quizás a uno le sorprenden en los detalles más pequeños. Por ejemplo, caminando por la calle se ven muchísimos más hombres que mujeres, salvo que anden en grupo o pareja. 

El invierno es corto y las temperaturas no son muy frías, en general no hace menos de 5 grados centígrados. El verano es más largo y muy caluroso. 

Es un hermoso lugar para vivir. La isla tiene playas hermosas bañadas por el mediterráneo. Al ser una isla pequeña, se puede recorrer en su totalidad solo subiéndose al auto. De un punto al otro, no se demora más de tres horas manejando. 

En la parte griega, el centro turístico por excelencia es Ayia Napa. Ahí, el turismo es, en general, más joven. Hay paradores, fiestas en la playa y hoteles cinco estrellas. También están las playas de Lárnaca. Son muy lindas y más tranquilas, ideales para visitar en familia. Allí está la tumba de Lázaro, que se puede visitar con un tour. Pafos y Limasol son otras playas que también son hermosas. Pude visitar las cuatro playas y las recomiendo para cualquiera que visite Chipre y disfrute de una tarde al sol. 

En la parte turca, recomiendo visitar la ciudad de Kyrenia. Tiene muchos hoteles y playas divinas para disfrutar la estadía. 

En invierno, se puede esquiar en las montañas de Troodos. Es una cadena montañosa que queda aproximadamente a unos 150 kilómetros del centro de Nicosia. Tienen una pista de esquí, un mirador y un hermoso espacio para entrar en calor y tomar café en la cima. 

Al estar dentro de la comunidad europea, es muy fácil visitar otros países desde Chipre. Todos los viajes dentro de Europa son muy baratos. Por ejemplo, un crucero por las islas de Grecia, por cinco días, tiene un valor de 200 euros. Además, desde Nicosia podés conseguir pasajes low cost y conocer todos los destinos que quieras. Por muy poco dinero podés volar a Londres, Barcelona o Milán. 

¿Volverías a vivir en Chipre?

Sin dudas, viviría en Nicosia toda la vida sin pensarlo. Es una ciudad muy alegre y viva. Es muy moderna y limpia. Hay muchísimas liquidaciones en las marcas más grandes que hacen que comprar ropa de calidad sea muy accesible. Si tuviera que cambiar algo para volver a vivir en Chipre, optaría por alquilar una casa con pileta que ayude a pasar el verano y la primavera sin sufrir tanto el calor.

Autor

Barbie Castoldi

De Bahía Blanca, Argentina. Buscadora serial de similitudes y diferencias entre cultural. Interesada por descubrir destinos y degustar sus mejores postres veganos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te puede interesar:

Veterinaria

Estudia Veterinaria en Valencia

Sí permite trabajar
Periodista leyendo un papel y resaltando lo importante

Estudia Periodismo en Valencia

Sí permite trabajar
Química escribiendo en un anotador

Estudia Químico Farmacéutico en Valencia

Sí permite trabajar
fisioterapeuta

Estudia para Fisioterapeuta en Valencia

Sí permite trabajar