Ser Au Pair en Suiza, la historia de una joven argentina

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram

Sofía tenía los ojos puestos en Inglaterra, pero el destino la llevó a decidir ser Au Pair en Suiza

En esta entrevista, nos cuenta cómo fue el proceso, cómo es su día a día y cómo es el futuro que imagina para ella.

¿Cómo llegaste a ser Au Pair en Suiza?

Tengo 21 años y desde la secundaria había querido irme de intercambio, más que nada a Inglaterra. En la facultad, estudié el profesorado de inglés. Estaba súper encaprichada con irme a Inglaterra, como cualquier profe de inglés que tiene ese sueño de ir a un país nativo como Estados Unidos o Inglaterra.

Cuando estaba en el secundario no me lo podían pagar y cuando vi que una de mis amigas se fue a Francia con un programa de Au Pair le empecé a preguntar muchísimas cosas sobre el programa y me encantó. 

Contacté a la empresa y como yo tenía la ciudadanía italiana me dijeron que por qué no me postulaba, además de para Reino Unido, para ser Au Pair en Suiza

Me postulé para los dos programas y, en principio, la postulación a Suiza fue solo para probar, no lo había considerado de verdad. Me dijeron que me anote y que después podía elegir el que más me gustara. Al tiempo quedé seleccionada para ser Au Pair en Suiza y en Inglaterra. 

Empecé a investigar y vi que Suiza tenía tres idiomas oficiales. Eso fue algo que me interesó mucho porque es algo que está relacionado con lo que estudio y que me intriga un montón. 

A partir de eso pensé en animarme, en salir un poco de la zona de confort. Era una oportunidad doble. Por un lado, para cumplir un sueño. Siempre quise la experiencia de vivir en el exterior, más que nada en Europa. Por el otro, la experiencia de ser Au Pair en Suiza tiene muchos lados. Es principalmente un empleo. Mi trabajo consiste en, durante una determinada cantidad de horas, cuidar a los niños de la familia con la que vivo. Pero además estoy aprendiendo alemán porque es el idioma oficial del cantón, así que es una mezcla de trabajo, estudio y la experiencia en sí.

El proceso hasta instalarme y ser Au Pair en Suiza fue largo. Llegué en febrero de 2021, pero fue un año entero de preparación de la documentación. Yo quería dar una muy buena imagen a la familia con la que iba a vivir durante un año o dos, así que le puse mucha garra a preparar mis documentos de la mejor manera posible. Hoy lo agradezco porque estoy súper contenta con la familia que me tocó.

Ser Au Pair en Suiza, la historia de una joven argentina en busca de nuevos desafíos.

No tuve que hacer muchos preparativos igual, porque yo ya tenía la ciudadanía italiana. Lo único que tuve que hacer fue sacar el pasaporte italiano y algunos otros papeles que no son difíciles, sino que son cosas que tenés que hacer con tiempo

El trámite para el pasaporte italiano no fue complejo pero sí muy incómodo. Tienen un sistema por el que tenés que sacar turnos por Internet y son turnos que cuestan muchísimo conseguir, es como si fuera sacar la entrada para un recital de alguien muy muy famoso que viene a tocar a la Argentina. 

¿Cómo es ser Au Pair en Suiza? 

Un día normal para mí sería levantarme alrededor de las 6:30 am. Mi horario de trabajo es de las 7 de la mañana hasta la 1 de la tarde. Son tareas livianas, yo solamente tengo que estar con los nenes y poner en orden la casa. Después yo entreno y me voy a alemán. 

La verdad es que todos dicen que la vida en Suiza es súper cara pero yo creo que no es tan así. Para la calidad de vida que se tiene y para los sueldos que se ganan el costo de vida es alto. El salario mínimo es de 3000 francos suizos. Mi sueldo es más bajo porque yo no pago comida ni hospedaje, pero me alcanza súper bien para cubrir mis gastos, para irme de viaje un fin de semana. Por ejemplo, ahora te estoy hablando desde Barcelona, España. Me doy muchos pequeños lujos, que por ahí parecen cosas tontas o insignificantes pero que en Argentina no me podía dar.

Lo que sí no soy muy fanática es del clima en Suiza. Llueve todo el tiempo. Igual, me gusta el clima para el tipo de ciudad. Soy una persona que prefiere el verano pero como no es una ciudad costera no me molesta que esté lloviendo todo el día.

Hay un mito o prejuicio que todos me decían antes de venir y es que “los suizos son fríos”. Desde que llegué, lo desterré por completo. Nada que ver, la gente fue súper cálida conmigo, la familia es muy cálida y fueron todos muy buenos conmigo desde el primer día. 

Yo venía con un poco de miedo porque pensaba que quizás me iba a costar un montón y la verdad que no. No son nada cerrados, tienen una mente muy abierta y con eso me quedé encantada. Me sorprendió para bien.

Ser Au Pair en Suiza, la historia de una joven argentina

Lo que más extraño de Argentina son las situaciones. Por supuesto que uno siempre extraña a la familia, los amigos y todo, pero extraño despertarme y estar en mi cama o estar en la cocina y que sea mi mamá la que me pregunte qué quiero almorzar o si la quiero acompañar a algún lado. Ir a mi gimnasio, con mi profesora. Veo fotos de mis amigas juntas tomando una cerveza y me dan ganas de estar ahí. No viene desde un lado egoísta, porque realmente estoy súper feliz donde estoy y con lo que logré pero se que siempre voy a extrañar estar con mi familia, en mi casa, ¡con mi perro!

Empezás a apreciar un montón de cosas que antes no apreciabas. El tiempo y la calidad de las situaciones en donde uno vive o vivió, es mi hogar. Yo no puedo decir que donde vivo ahora en Suiza es mi hogar. Sí, es mi casa porque vivo ahí, pero no es mi hogar. Entonces digo “estoy yendo a la casa” en vez de decir “estoy yendo a casa” solo.

Esto igual no es algo que me haga replantearme la experiencia ni pensar en volver a Argentina. Creo que es una sensación que va a estar en cualquier ciudad o país al que emigre y no sea el mío, pero igual me dan ganas de quedarme donde estoy.

Me hice amigos acá pero creo que jamás puedan ser igual de amigos que mis amigos de Argentina. Si yo digo “mis amigas” hablo de mi grupo en Argentina. Igual valoro muchísimo todos los vínculos que armé al ser Au Pair en Suiza. Conocer gente y poder salir y hacer cosas con ellos te ayuda mucho cuando llegas a un país y estás solo .

Es así, ser Au Pair en Suiza tiene, como todo, sus ventajas y desventajas.

¿A qué conclusiones llegas luego de pasar por la experiencia de ser Au Pair en Suiza?

Volvería a emigrar. Por ahora me gustaría ver la posibilidad de quedarme en Suiza por un tiempo. No me imagino decidiendo vivir o ser Au Pair en Suiza toda mi vida, quiero vivir en otro país. 

Me gusta mucho Australia, me gustaría vivir en algún lugar donde haya playa. Creo que Suiza es un muy buen lugar para empezar, siento que voy a estar radicada acá por un buen tiempo. Creo que me va a dar el puntapié para que después, cuando llegue la oportunidad, pueda cumplir ese próximo sueño de vivir en la playa.

Espero poder quedarme en Suiza durante un largo tiempo. Creo que es un lugar ideal para vivir. Zurich es una ciudad maravillosa y me encanta. ¿Viste cuando te ves haciendo algo? Bueno, yo me veo viviendo en Suiza. Me gusta, me gusta la calidad de vida, es impresionante. 

Si tuviera que hacerlo devuelta, me aconsejaría no ser tan ansiosa. Siempre estoy pensando en lo que va a venir y no tiene que ser tan así. Llegué y ya estaba pensando: “Bueno, ya llegué, ¿y qué hay que hacer el año que viene? ¿Qué va a pasar?”. Por suerte, estoy aprendiendo a vivir el día a día de lo que significa emigrar y lo que significa ser Au Pair en Suiza. 

Todos los días descubrís algo nuevo, todos los días te pasa algo nuevo, capaz que lo que tenías planeado de un momento a otro cambia. Y eso es lo lindo. No digo que vivís en la incertidumbre económica o que no sabés si llegás a fin de mes. Es más una cuestión de estar pensando en qué va a pasar mañana de nuevo, qué oportunidades que nunca te imaginaste van a aparecer. 

Capaz que hoy yo te estoy contando esto y en 10 años miro atrás y pienso, “Wow, hasta dónde llegué”. Son cosas que pasan. La mayoría de la gente que emigra te dice que nunca se imaginó el primer día que iban a terminar trabajando en tal lado o viviendo en tal casa

Es incertidumbre pero en el mejor de los sentidos. Vivir el día a día y disfrutarlo, viendo qué pasa pero sin estar preocupado por eso. Al fin y al cabo, es lo que uno elige y no hay que dejar que el miedo te estanque o te paralice. Yo creo que voy por el buen camino.

Autor

Barbie Castoldi

De Bahía Blanca, Argentina. Buscadora serial de similitudes y diferencias entre cultural. Interesada por descubrir destinos y degustar sus mejores postres veganos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te puede interesar:

Veterinaria

Estudia Veterinaria en Valencia

Sí permite trabajar
Periodista leyendo un papel y resaltando lo importante

Estudia Periodismo en Valencia

Sí permite trabajar
Química escribiendo en un anotador

Estudia Químico Farmacéutico en Valencia

Sí permite trabajar
fisioterapeuta

Estudia para Fisioterapeuta en Valencia

Sí permite trabajar